“El 7 de junio nos jugamos el futuro. La Unión Europea es nuestro entorno económico y político natural”


 

María Muñiz

María Muñiz

 

Entrevista a María Muñiz, Candidata al Parlamento Europeo 

María es además de europeísta, una candidata con un profundo conocimiento de las instituciones europeas y de las relaciones internacionales. Es doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, con una tesis sobre la cooperación al desarrollo con América Latina en la política exterior de la España democrática, y diplomada en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática, lleva trabajando desde hace 14  años en distintas instancias del Parlamento Europeo, lo que le ha aportado una visión global de la institución.

Asimismo, desde su llegada a Bruselas, su actividad política ha sido intensa, ya que desempeñó la tarea de Secretaria de Organización de la Federación de Europa del PSOE y fue candidata en la lista del alcalde socialista Freddy Thielemans al ayuntamiento de  en representación de los españoles en Bruselas en el año 2006.

“Europa es una construcción dinámica al servicio de las personas”

Percibe la política como un instrumento para mejorar el marco social en el que nos desenvolvemos como ciudadanos, y con respecto a Europa, tiene la seguridad de que “una vez conseguida la unión económica y monetaria, tenemos que seguir avanzando en la Europa política y sobre todo en la Europa social. Europa es una construcción dinámica al servicio de las personas“. Según María, “hemos pasado de lo que se llamó La Europa de los mercaderes en los tiempos en los que se trataba básicamente de construir un mercado único, en los que los ciudadanos sólo se contemplaban en los tratados como trabajadores, en tanto que agentes del mercado interior, a la Europa de los ciudadanos en la que las políticas europeas se dirigen a todos, el ejemplo más visible es el de los estudiantes con el programa el ERASMUS  y el proyecto de Bolonia”.

Al mismo tiempo, en su empeño por defender la Europa social, apuesta por un nuevo modelo de crecimiento, asegurando que el objetivo del PSOE es “contribuir desde el Parlamento Europeo a la refundación del sistema financiero internacional  con una regulación que alcance a todos los actores del mercado y sus distintas actividades, apoyaremos el fin de los paraísos fiscales, trataremos de impedir los blindajes en las empresas con capital público, y combatir el modelo conservador que nos ha llevado a la crisis, basado en el predominio de los mercados financieros sin control,  una jornada laboral de 65 horas, el despido barato y en la disminución de la inversión pública y del gasto social”. Frente a aquellos que preconizan la liberalización masiva, María insiste en defender lo público puesto que “es precisamente lo único que puede proteger a los trabajadores de un sistema que, sin control político, es predatorio.”

Entrando en el debate sobre la Europa Social Ciudadana, María destaca la proximidad del PSOE a la ciudadanía “por principio, pero también en la práctica, ya que nuestros programas electorales se elaboran con aportaciones de los colectivos sociales. Es por ello que estamos en la red -en referencia a la red activistas del PES-, no porque está de moda o coyunturalmente en periodo electoral, sino en permanencia.

Asimismo estamos en contacto con sindicatos, ONG y asociaciones y colectivos ciudadanos; también tomamos el pulso a la ciudadanía europea desde nuestra pertenencia al Grupo Socialista Europeo, donde todos somos miembros del Partido de los Socialistas Europeos y de la Internacional Socialista; a diferencia del batiburrillo de conveniencia del PPE donde comparten espacio euroescépticos británicos, populistas berlusconianos, democristianos tradicionales….” Asimismo, mientras defiende la proximidad ciudadana del PSOE no puede evitar hablar de Mayor Oreja, “quien ha dicho que el franquismo fue un periodo enormemente placentero, que representa a la vertiente más conservadora de su partido, que en el Parlamento Europeo sólo ha hablado de terrorismo e inmigración  normalmente para criticar las políticas del gobierno de España y de quien no creo que tenga un oído ni una oreja para escuchar a los jóvenes, a los emprendedores, a las mujeres, a los trabajadores en dificultades o a los creadores.”

María es consciente de la importancia de Europa en la vida diaria de los ciudadanos, ya que, como ella misma afirma, “la Unión Europea es nuestro entorno económico y político natural: el 75% de nuestras exportaciones se dirige a la UE, el 65% de nuestras importaciones procede de la UE; el 90% de la inversión extranjera en España es europeo, y políticamente, en la  UE se decide hasta el 70% de las normas que se nos aplican a los ciudadanos todos los días”.

Su seguridad y europeismo le hacen defender la importancia de un debate europeo y no de una campaña en clave de política nacional. María afirma que sale a hacer campaña hablando de Europa, al contrario que la derecha, que intenta hurtar el verdadero debate “porque no tienen un proyecto para Europa más allá de la crítica cerril y machacona a la política del gobierno de España”. Cree que hablar de la situación nacional no perjudicaría al PSOE, puesto que “el balance y la trayectoria del Gobierno son buenos, pero por respeto a la ciudadanía debemos, ahora, presentar y dar a elegir libremente entre los distintos modelos que tenemos para la UE”.

“las soluciones socialistas se basan en dotar de una dirección política a la actividad económica”

Dentro de su exposición europeísta, no duda en entrar de lleno en el debate sobre la crisis económica, financiera y laboral internacional, haciendo una clara defensa del modelo social europeo para así “defender de la crisis a los más vulnerables con políticas de gasto público tanto orientado a la inversión para contribuir a aliviar el desempleo, como para dar cobertura social a los desempleados y a los colectivos que se encuentran más desasistidos: las mujeres trabajadoras, los jóvenes con empleos precarios, los emprendedores sin ayudas, así como los estudiantes, que necesitan becas dignas.” La candidata afirma que “las soluciones socialistas se basan en dotar de una dirección política a la actividad económica, de regular políticamente el mercado que, como se ha demostrado, no se autorregula, para lo que proponemos, en primer lugar, un gran pacto para superar la crisis e impulsar un nuevo modelo de crecimiento altamente productivo que apueste por sectores innovadores, medioambientalmente sostenible, que genere empleo de calidad y protección social en el mayor respeto a los derechos sociales y sindicales.”

Es la numero diecinueve en la lista del PSOE, su espejo en la lista popular es José Ignacio Salafranca, según ella, es “un diputado experimentado, con una trayectoria seria, sobre todo en los temas relacionados con América Latina. Su problema es el proyecto que tiene que defender, puesto que las posiciones del PP(E) son difícilmente sostenibles en muchos terrenos y debilitan la credibilidad de quienes las defienden”. Por ejemplo, se asombra de que, Salafranca, portavoz del PPE en la Comisión de Asuntos Exteriores, haya ridiculizado, -siguiendo consignas del PP- la Alianza de Civilizaciones, que es una estrategia de diálogo adoptada por Naciones Unidas, de que votase contra el informe del Parlamento Europeo que condenaba los vuelos de la CIA a prisiones ilegales, o que se haya opuesto en informes sobre derechos humanos, a los derechos de las mujeres de los países en desarrollo a la salud reproductiva, que están incluidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

“Aguilar: es intelectual y políticamente brillante”

Al hablar sobre las listas, no deja de lado Juan Fernando López Aguilar de quien resalta la brillantez como rasgo particular: “es intelectual y políticamente brillante. Sólo hay que escuchar alguno de sus discursos, que son de una coherencia implacable y de una intensa complejidad interna que él hace comprensible con un lenguaje riquísimo. Son brillantes su trayectoria política y su trayectoria académica, y además de eso, Juan Fernando tiene una sensibilidad artística como caricaturista y gran aficionado a la música, lo que hace aún más atractiva su personalidad.”

María se muestra segura de sí misma y con ganas de afrontar las elecciones europeas. Su capacidad de trabajo así como su autoexigencia la hacen no parar ni un segundo en la lucha por sus ideas, principios y valores, en la que seguramente hará frente, tras el siete de junio con dignidad y verdad, utilizando la única arma verdaderamente humana: la naturalidad.

Alejandro Jiménez García

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s