ELECCIONES AL PARLAMENTO GALLEGO 2009: por una Galicia del siglo XXI


galiciaGalicia. 19 de junio del 2005

Tras quince años de fraguismo se atisba por primera vez una ligera posibilidad de cambio en esta tierra apartada que aún no ha sido capaz de recuperarse del ostracismo sufrido a lo largo de su historia.
Y es que en la Galicia profunda todavía es el caciquismo el sistema imperante.

Durante estos quince años ha funcionado la técnica del voto y empanada, que tan famosa hizo el Partido Popular y que consiste en organizar excursiones entre las personas mayores que habitan en los lugares más recónditos de la tierra que fue considerada el finisterrae para el Imperio Romano.
Les recogen en sus casas, les llevan a votar, les dan la papeleta marcada y una buena porción de empanada de pulpo y les llevan a casa de vuelta.

Todo un sistema que funcionó, hasta que la población de las áreas metropolitanas, harta de vivir en el pasado, decidió alzarse contra el Imperio Fraga y apostar por un cambio. Especialmente después de la catástrofe del Prestige y del 11-M, alcanzándose en Galicia el porcentaje más alto de participación de toda su historia, un 68,2%.

Por primera vez se respiran aires de modernidad en Galicia, tras estos años de oscurantismo y de cacicada, Galicia es capaz de formar un gobierno de coalición entre socialistas y nacionalistas dejando en la estacada al sempiterno Don Manuel. Aún así y pese a todo, el PP se quedó a las puertas de la mayoría absoluta por tan solo un escaño de diferencia.

Aunque también el voto emigrante (305.218 electores forman el Censo de Residentes Ausentes) tuvo mucho que ver en la adjudicación de éste último escaño en disputa. Los populares necesitaban superar en 8.160 papeletas a lo socialistas para obtener el último escaño, pero no lo consiguieron. Sólo obtuvieron 1.800 votos más.

Parece ser que el eco de los aires de cambio se desplazó en forma de marea a través del Océano Atlántico haciendo calar hondo el mensaje en los hijos de Breogán que habitan en Sudamérica.

Galicia. 1 de febrero del 2009

Casi cuatro años han pasado ya desde aquel histórico día y los gallegos son llamados a las urnas otra vez para valorar lo que ha hecho este gobierno de coalición y si es digno de su confianza para otro mandato más. Y es que cuatro años no han sido suficientes para cambiar los problemas estructurales que afectaban, y todavía afectan, a Galicia. La era Fraga ha causado daños irreparables.

A pesar de que el contexto económico y político, tanto a nivel nacional como internacional no es nada halagüeño y se teme que los ciudadanos castiguen al gobierno de la Xunta por culpa de la crisis, las encuestas confirman la victoria del PP por mayoría simple (se necesitan 38 escaños para la mayoría absoluta) y por lo tanto, la posibilidad de un nuevo gobierno de coalición entre nacionalistas y socialistas.

De nada sirven los programas electorales ni la buena labor del bipartito con semejante telón de fondo. Touriño decidió no adelantar las elecciones en el otoño del 2008, como se llegó a plantear durante el pasado verano, para evitar ser juzgado de oportunista, sabiendo que la crisis se acentuaría más en Galicia a primeros del 2009. Sin embargo Galicia cerró 2008 con 129.000 desempleados y una tasa de paro del 10%, 4 puntos por debajo de la media española (14,4%) Recordemos que la media de la Eurozona es de 7,4%.

A pesar de la crisis, el electorado gallego tiende a culpar al gobierno central de la misma, en lugar de al gobierno gallego, y como muestran las encuestas publicadas en las últimas semanas sobre la valoración de los políticos, es Touriño el único que sobrepasa el aprobado, con un 5,3. A pesar de las últimas polémicas desatadas contra su figura, que le culpan de haber utilizado demasiado dinero público para adquirir un nuevo coche de seguridad o renovar una sala de la sede de la Xunta.

Según datos de la última encuesta publicada en la Voz de Galicia el 25 de enero, al PP le corresponderían 35 escaños, 2 escaños menos que en 2005, que irían a parar al PSdG, que obtendría 26, y al BNG, que conseguiría 13, respectivamente.

Sin embargo se vaticina un alto número de abstenciones (35%) lo que hace entrever la falta de interés o el descontento de los ciudadanos con sus políticos.

El futuro de Galicia

Galicia, que es la quinta comunidad autónoma de España en número de habitantes (2.783.100) con una densidad de población de 93,6 hab./km², ligeramente superior a la media española, ha dependido tradicionalmente de sectores como la agricultura, la pesca, el sector naval y la industria conservera, en declive desde los años 80.

Son en estos momentos el sector secundario, la industria del automóvil, que emplea a más de 24.000 trabajadores de manera indirecta, y el sector terciario, servicios y el turismo (que supone el 12% del PIB gallego) el que emplea a más de la mitad de la población activa en Galicia, los que sustentan la economía gallega.

Tras la llegada del bipartito en Galicia se ha apostado por la inversión en energías renovables. Se espera que para el 2013 el 95% de la electricidad consumida en la comunidad provenga de fuentes renovables, y para ello se han adjudicado 2350 megavatios en el concurso público más importante, y también el más polémico, de la legislatura. Esta iniciativa crearía más de 8.000 puestos de trabajo de manera indirecta en Galicia. Y he aquí donde reside la gran oportunidad de Galicia para desmarcarse del crecimiento económico basado en sectores no productivos. Galicia podría convertirse en un foco de atracción de empresas de tecnología verde que podrían llevar a cabo ambiciosos proyectos de investigación sobre todo en colaboración con la Universidad de Vigo, que se dedica casi enteramente a la investigación y desarrollo en ciencias ambientales y del mar.

Y es que los retos que Galicia tiene que afrontar están estrechamente relacionados con el fin de las ayudas de la Unión Europea después del 2013.

El nuevo gobierno deberá promover la inversión en I+D+i creando nuevos empleos en sectores de valor añadido, invirtiendo en tecnología verde y recolocando a los trabajadores que quedarán en paro con motivo de la deslocalización de la industria del automóvil, de la que tanto dependemos.

A esto hay que sumar el problema del envejecimiento de la población, el aumento de la tasa de dependencia, Galicia es la sexta comunidad autónoma con mayor gasto en pensiones, y la tercera comunidad con mayor deuda pública, que asciende a 3.343 millones de euros, lo que supone el 7% del PIB.

En los últimos cuatro años más de 11.000 gallegos entre 16 y 34 años emigraron a otras comunidades españolas en busca del empleo cualificado que no fueron capaces de encontrar en su propia tierra. Y es precisamente la diáspora gallega que nos ha caracterizado durante siglos lo que hay que evitar, sobre todo cuando se trata de fuga de cerebros.

La dependencia de los nacionalistas

“Quiero gobernar con independencia” dijo el Presidente Touriño en declaraciones a los medios de comunicación el pasado 13 de diciembre, siendo consciente de la necesidad de una nueva coalición con los nacionalistas, aunque deseando depender de ellos lo menos posible.

Porque a pesar de las buenas relaciones y de la aparente cordialidad entre ambas formaciones políticas, el PSdeG ha tenido que hacer algunas concesiones que han hecho crecer las aspiraciones nacionalistas.

Es inevitable esta especie de simbiosis que por un lado le da la capacidad de gobernar al PSdeG pero que por otro lado le perjudica, ya que al mismo tiempo hace crecer el voto nacionalista.

Ojalá que la nueva generación de gallegos no tenga que emigrar por motivos económicos nunca máis y podamos estar orgullosos de tener un gobierno progresista por muchos años.

Ángela González Montes

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s