¿Toro salvaje?


El 4 y 5 de junio hubo sendos actos en el Parlamento europeo sobre la tauromaquia. Un eurodiputado del PP organizó el evento pro taurino “Entre el hombre y el toro” que contó con el periodista Carlos Herrera y los toreros César Rincón, Enrique Ponce, Víctor Mendes y Sebastián Castella. Al día siguiente los Verdes montaron un seminario en contra de los toros bajo el lema “Por una Europa libre de taurinos” (sin famosillos).

 

Cuando surge el tema de los toros, la polémica está servida. Ya conocemos los argumentos: los toros viven como dios, se les trata mejor que a las pobres reses que acaban en nuestras hamburguesas, la tauromaquia es arte, es cultura, da trabajo, es todo un símbolo nacional etc. Ya, dicen los otros, pero es cruel, es una salvajada ensañarse con el sufrimiento y la muerte de un animal. Y lo demás me da igual.

 

En fin, hay opiniones para todos los gustos. Y Progres@ no se va a quedar atrás. El mundo de los toros ni es ni tiene por qué competencia de la derecha. Tenemos cada uno nuestras opiniones. Compartámoslas pues en nuestro ciberdebate sobre los toros: ¿cultura o salvajada?

 

Pinchar en Comentarios y… ¡a debatir!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Opinión

2 Respuestas a “¿Toro salvaje?

  1. Inês

    Spain as well as Portugal has some tradition in bullfighting (in different terms) and does from time to time discuss the importance of it for its cultures and development.
    I cannot help feeling that, indeed, it is hard to defend and uphold this practice as a normal tradition. It is undoubtedly a cruel act towards animals and it shows a bit of primitivism in our cultures (the love to see others suffer). However I believe that bullfighting is no different from other cruelties our societies do and more importantly it is, to all effects, a century old tradition.
    The real question, to me, is that bullfighting lovers enjoy a sport that feeds on violence and this is no longer acceptable amongst “developed” societies. It should therefore have an end (in principle).
    Personally though, I have no objection to bullfighting so long as the bull is treated humanly outside the field and killed without further ado.
    The truth is if we star putting an end to all traditions in Europe that are not acceptable by modernity terms we will end up with a greater identity problem than the one we already face today.

  2. Fernando

    Cuando se defiende una práctica cruel argumentando que otra (la de las hamburguesas) es más cruel todavía, mal andamos, o mejor dicho, mal van los argumentos de los defensores.

    Criticar la crueldad (algunas veces alucinante, concuerdo) en el sistema de cría industrial de animales, su transporte y sacrificio debería llevarnos a exigir medidas que la destierren, y a educar a los consumidores para que no acepten productos cárnicos que no estén avalados por garantías.

    El paralelo presenta además otro punto débil: la crueldad sobre los toros es pública, es crueldad elevada a espectáculo, y por lo tanto tiene una dimensión didáctica (en el sentido más perverso del término), lo queramos o no -lo que la acomuna a la violencia “fingida” en los productos audiovisuales-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s