Bélgica, haz algo por ti


Desde que me he ido de Bruselas hace ya un mes, no he podido estar más contenta.
Por desgracia, me he dado cuenta de la penosa calidad de vida que tenía ahí. Cuando todo el mundo insistía en que en Bruselas se vive muy bien, yo intentaba creérmelo pero no pude, hasta llegar al punto de renunciar a mis intereses por los asuntos europeos e irme.
 

Mi primera impressión al llegar a Bruselas fue la de una ciudad sucia, muy sucia, sin infraestructura, despreocupada de su apariencia. Los jardines y parques parecían haberse quedado estancados en los años 70, se notaba que la mayoría de los edificios históricos no habían sido restaurados, se sentía la despreocupación de sus habitantes.  

Durante los últimos meses, he conocido a cientos de familias que llegaban a Bruselas a trabajar en temas relacionados con la EU. Se preguntaban cómo la capital de Bélgica podía estar en semejante estado. No daban crédito de que el metro fuera tan precario, contara sólo con 2 líneas y oliera a escrementos humanos.

Se asustaban de ver montones de porquería y de escrementos de animales en la calle y se quejaban de lo incómodo que era caminar por las aceras de la ciudad. Se preguntaban si existirían jardineros y servicios de limpieza en la ciudad o un equipo de infraestructura. Se asustaban de ver las bolsas de basura amontonandose unas encima de otras y la falta de existencia de contenedores, y se quedaban aún más atónitos cuando tenían que inscriberse en la “commune” o tratar con alguna administración belga….. y para que mencionar el estado de las carreteras, el servicio judicial, policial, hospitalario y universitario.

Sí por desgracia esa es la realidad más obvia. Bélgica desde que se independizó hace 177 años, no ha hecho más que morirse mientras sobrevivía a cuenta de los demás. Si la capital del país -que por desgracia es la capital de Europa- no ha sabido hacer de ella un lugar habitable y atractivo para acomodar a los cientos de miles de personas que llegan vinculadas a temas europeos, como lo van a hacer el resto del país?.  

Se dice que Bélgica lleva 176 días de crisis, pero yo diría que lleva años, muchos años. Es el país de Europa donde la criminalidad no solo se ha mantenido o descendido como en el resto de Europa, sino que aumentado. Está entre los 10 países del mundo con peor calidad de agua. Estudios muestran que los belgas son los europeos que menos gastan en ropa y productos de higiene personal y que mayor coste tienen en mantener los gastos administrativos debido a su situación como estado federal. 

En Bélgica el empleo es precario, existe un alto índice de desempleo e de desigualdad entre la remuneración del hombre y la mujer. El salario medio ronda los 1800 euros, cuando la renta media es de 1400 euros por mes. Yo misma he aceptado trabajos de 850 euros mensuales cuando mi renta mensual superaba eso. Y llaman a esto calidad de vida? He visto como amigos y companeros han estado y están desarrollando trabajos muy por debajo de sus capacidades laborales, con jornadas de entre 50 a 60 horas semanales, aceptando retribuciones mínimas y “rechazando” el derecho a tener vacaciones pagadas durante el primer año. 

Con los últimos incidentes políticos, Bégica está dejando entrever al mundo que no son capaces de dirigir su propio país. Bruselas ha sobrevivido gracias a las instituciones europeas que han ganado dinero y prosperidad de forma fácil a los belgas, sabiendo que las instituciones están ahí y estarán durante largo tiempo.

Bégica tiene que aprender a tomar control de su propio destino, no solo buscando soluciones fáciles para salir adelante como ha hecho hasta ahora, pero poniendo todos los esfuerzos posibles para cambiar y crear un país unido donde la calidad de vida no sea sólo un dicho. 

Por favour, Bégica haz halgo por tí.  

Villamediana

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Opinión

11 Respuestas a “Bélgica, haz algo por ti

  1. José Gavilán

    Al leer tu comentario me he quedado algo sorprendido. Era la primera vez que leia un comentario tan fuerte sobre Bruselas y Bélgica. Y si es cierto que hay muchos elementos que señalas que son ciertos, también hay elementos que son algo exagerados o que no se pueden generalizar.
    Tu primera impresión que das de Bruselas es desgraciadamente correcta. El que sale de la estación de Bruselas Midi y quiere reconocer la ciudad entra por calles como las que describes. Pero hay barrios por Bruselas que dan una mejor impresión. Otras ciudades (como Gante) también dan una mejor impresión.
    Parte de los problemas de Bruselas se deben a elecciones políticas del pasado. El político socialcristiano Paul Vanden Boeynants (aliado a grupos inmobiliarios) opto por una Bruselas de oficinas. Durante mucho tiempo no se invirtió ningún céntimo en los barrios en los alrededores de Bruselas norte como estrategia para obligar a los poderes públicos entre la estrategia de empresas inmobiliarias.
    También es correcto que en el sector privado los trabajadores no tienen derecho a tener vacaciones pagadas durante el primer año de trabajo en el sector privado pero si lo tienen en el sector publico.
    Para hay cosas que dices que no se pueden generalizar. Hablas de haber aceptado trabajos con un salario mensual de 850 euros. Pues permítame decirte que es exactamente el monto que recibe un desempleado ‘jefe de familia’.

  2. Leo sorprendida estas líneas. Como dice Jose, hay cosas que son ciertas, es verdad. Pero no sé, mi “medio corazón belga” se resiente un poquito al leer estas cosas. Respeto, ante todo, la opinión que cada uno libremente tiene. Porque dependerá siempre de la experiencia vital de cada uno el conformar el prisma con el que mirar. Yo, sinceramente, en mi corta andadura por estas tierras, he sido feliz.
    Desde el primer día en que llegué. Bruselas me ha tratado sumamente bien. Tanto la ciudad, que me parece tiene un encanto especial, como sus gentes. Nunca he llegado a comprender bien ese dicho de que es imposible conocer a belgas… He tenido suerte y sin duda, he hecho amistades buenas, tanto francófonas como flamencas. Cultura abierta -por lo menos para mí-, hospitalidad, cosas que hacer cualquier día. Uso de lo público para todo y para todos, y sobre todo para el arte. Y el hecho de que aquí a un concierto de música lo consideren cultura, en su máxima expresión, es algo que no ha dejado de emocionarme: montar en la Gare Central una macrofiesta para gente jóven un sábado por la noche ha sido una de las cosas que me han parecido muy acertadas, pues nunca se nos ocurriría utilizar un espacio como la estación de Atocha para montar algo así. Aquí los jóvenes tienen peso. Los precios de la vivienda son razonables, las alternativas para salir y hacer cosas son muchas. El clima no estropea los planes de la gente que aquí vive. Y a pesar de lo gris del ambiente, siempre hay vida.
    Si, no hay contenedores de basura. Bien, es algo curioso, pero todos sabemos que el hecho de tomar esta medida (que solamente ensucia la calle durante un día, el señalado, en el que todo está en sus bolsas reglamentarias) hace que produzcamos menos basura, y que, en la medida en que produzcamos más, pagaremos más bolsas de basura. Así soportará más impuestos quien más ensucie.
    El mantenimiento del pavimento deja todo que desear. En eso te doy toda la razón. He visto múltiples caídas por los huecos abiertos en medio de la calle. Las farolas a mitad de la acera, las señales, las papeleras… algo que no piensa en los invidentes o en los minusválidos.
    El metro, efectivamente, tampoco está preparado para las personas con discapacidad. Solamente con la llegada de la nueva maquinaria he podido comprobar cómo una voz en off avisa de las paradas con antelación… Dos lineas de metro a mí me parecen suficientes. Bruselas no es grande y tiene una gran oferta de transporte público. Quizá los horarios, durante las noches, deberían abrirse un poco más.
    supongo que por mis palabras se me nota, este amor incondicional a esta tierra que hasta ahora tan bien me ha tratado. Es otra visión, que no quita verdad a las líneas principales. Pero también es lo justo, decir que aquí, por lo menos los que venimos de aventura, lo pasamos bien y lo disfrutamos mucho.

  3. RS

    Como dicen los comentaristas anteriores, lamentablemente en el relato hay cosas ciertas sobre Bruselas, particularmente todo lo que se refiere a su aspecto “descuidado” y a la cierta falta de limpieza en algunas zonas, al igual que en muchas capitales europeas.

    Pero a pesar de ello, creo que el artículo es exagerado y la calidad del análisis deja mucho que desear. ¿Acaso debemos creer que la falta de limpieza en el metro está directamente relacionada a los avatares políticos de este país? Me parece que la cuestión no es tan simple y un análisis serio debería ser más profundo.

    Además, las generalizaciones son siempre injustas. Habría que escuchar las voces de todos los que hemos venido temporalmente a Bruselas y hemos decidido quedarnos justamente porque aquí la calidad de vida es mejor que en otras capitales europeas.

    Por otro lado, me da la impresión de que hay muchos elementos emocionales que han colaborado a la mala experiencia de la autora, y que no necesariamente tienen que ver con que las fachadas de los edificios históricos estén lavadas.
    Pero en fin… esa sería otra historia.
    Lo importante es que si tanto le desagradaba este lugar, haya podido irse de una vez por todas.

    Ah! Para mayor información de la autora, me olvidaba comentar que Bruselas es una ciudad situada donde antes había un pantano, por lo que la construcción de obras subterráneas (como las líneas de metro) es altamente costosa y difícil de mantener. Ese es el motivo por el cual hay una amplia red de transportes públicos en superficie (tram y bus).
    Yo hace 5 años que estoy aquí y sólo me manejo en trasporte público porque no tengo coche, y para mí es muy bueno.

  4. Villamediana

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Son contundentes, muy bien elaborados y llaman al debate y a la reflexión- que es el objetivo de este blog. Me satisface leer vuestra perspectiva positiva y os deseo lo mejor en Bélgica.

  5. Carambola

    Leo con estupefacción tus comentarios sobre Bruselas… había oido de todo criticando esta ciudad y en algunas cosas has dado en el clavo. Es totalmente cierto que deberían cuidar más los empedrados de las calles y el mobiliario urbano. Pero ¿criticar sus parques y jardines? Más querríamos en España tener tantas áreas verdes y tan cuidadas como en Bruselas. Una ciudad considerada la segunda capital mundial después de Washington en superficie de zonas verdes. Soy de Madrid y siempre me ha gustado mi ciudad. Sin embargo me ahogaba. Mucho metro y muchas obras de la M30 pero cada vez quedan menos árboles y más polvo. Excepto el Retiro y una Casa de Campo que ha menguado en los últimos años, no hay muchas más zonas verdes por las que pasear y olvidarte de la ciudad. En Bruselas puedes escaparte por parques y bosques y casi perderte… Me uno a los comentarios de Sargento Pimienta en lo que se refiere a las iniciativas que se toman para los jóvenes, e incluso afirmaría que son para todas las edades. Cuando mi madre viene de Madrid a principios del verano, ¡¡¡¡le encanta ir al Festival de Jazz!!!!

  6. ¡Muy buenas! Llego tarde, pero me apunto gustoso al debate.

    Me parece que todos lleváis vuestra parte de razón.

    Cualquiera que viva en Bruselas se da cuenta rápidamente de que el aspecto de la ciudad no cuaja con su altura política. Y esto ocurre, según dice Wikipedia (y a mí me lo parece también) porque las decisiones locales siguen estando en manos del ayuntamiento.

    Lo de la basura es tremendo. Y, en general, un belga no puede ofrecerte ningún servicio con profesionalidad y rapidez (ni correos, ni el fontanero, ni el cristalero, ni la conexión a internet, ni el teléfono, ni los muebles, y un larguísimo etcétera).

    Y, en el otro lado de la balanza, cualquiera se da cuenta también de las cosas buenas:

    – Los sueldos son mejores que en España

    – El precio de la vivienda está subiendo pero sigue siendo menor que en Madrid y Barcelona

    – Bruselas es una capital… ¡de casas bajitas!

    – Los belgas son tremendamente acogedores

    – Aquí hay gente de toda Europa, y de todo el mundo, y cada día puede ser una aventura diferente

    Gracias por el ratito de charla, me ha encantado leer un poco sobre algo que me toca tan de cerca.

  7. Ah, ¡olvidé lo más importante!

    Ojalá se cumpla el título del post, que me parece buenísimo, y Bélgica haga algo por sí misma.

  8. Bea

    Je, je. “sargentA pimienta…”

  9. Carlois Bravo

    Es un comentario de una persona privilegiada y que solo vive entre privilegiados, como suelen serlo muchos de los que trabajan y viven entre funcionarios europeos.

    Se vé que no pasea mucho ni conoce los barrios pobres de Madrid ó de Barcelona.

  10. Contertulio

    Buenas tardes:

    Me parece que lo que cuenta Villamediana se ajusta a la realidad. Vivo aquí, y te puedo decir que tu punto de vista no es el de una privilegiada, como dice Carlois Bravo, sino el de una persona que, como yo, al salir de su casa tiene que ir sorteando las bolsas de basura y los meados. Y ojo, que la ciudad está ahora mucho mejor que hace 20 años. El problema de Bruselas es que:

    1) se cargaron parte del centro en los años 50 a 70, construyendo auténticas aberraciones y derruyendo joyas arquitectónicas;

    2) la estructura administrativa de esta ciudad es demencial: hay 19 ayuntamientos (y digo bien ayuntamientos con todas sus competencias, no juntas de distrito subordinadas a un ayuntamiento central, como por ejemplo el de Madrid). No solamente supone esto un despilfarro de recursos, sino que a veces los ayuntamientos no se llevan bien entre sí y se ponen trabas para cualquier cosa. Su mera existencia es un cacao también para los gestores de infraestructuras (para hacer un túnel de tren en Bruselas hay que pedir permiso a cada uno de los ayuntamientos bajo cuyo terreno pase el tren). En palabras del ministro bruselense de movilidad, si se fusionasen los 19 ayuntamientos (o comunes) se ahorrarían 250 millones de euros. El problema es que los alcaldes de esos ayuntamientos no quieren dejar su silla, además de que la fusión daría lugar a una reducción de efectivos municipales y en Bruselas (así como en Valonia) la oferta pública de empleo es de vital importancia para que las cifras de paro sean más elevadas de lo que ya son. Ah, y como los ayuntamientos están en manos de los partidos francófonos y los que proponen la fusión son los partidos flamencos, pues no se les hace ni caso. Hace un año y pico la región de Flandes propuso promover Bruselas junto con otras ciudades flamencas y el gobierno de Bruselas se opuso. En esencia, el gobierno de Flandes le hacía gratis una campaña a Bruselas que costaba 400.000 euros. No obstante, las autoridades bruselenses no quisieron que los flamencos metiesen en el mismo saco a Amberes, Gante, Brujas y Bruselas por ese temor estúpido que tienen a la “flamenquización” de la ciudad (cuando la inmensa mayoría de la población usa el francés como lengua de comunicación habitual, y la comunidad neerlandófona no llega ni al 10%)

    3) en Bruselas hay 700.000 puestos de trabajo, de los que la mitad los ocupan trabajadores de fuera de Bruselas. El impuesto de la contribución urbana se paga en el lugar en el que se vive y la ciudad de Bruselas está rodeada por la región de Flandes. No hay mecanismos de reparto que permitan compensar la sobrecarga sobre las infraestructuras viarias y urbanas de la ciudad, lo cual agrava aún más la situación de abandono en que se encuentra parte de Bruselas.

    4) Bruselas es una ciudad rica con una población pobre. En términos macroeconómicos, es una de las regiones más ricas de Europa y el principal foco de creación de riqueza de Bélgica. Sin embargo, en Bruselas hay un desempleo galopante. ¿Por qué? Mano de obra escasamente cualificada y monolingüe (francés), en una ciudad que oficialmente es bilingüe (francés y neerlandés), además de unas prestaciones de desempleo de por vida, lo cual a algunos no los incentiva para trabajar (aquí te quedas en paro y estás cobrando el subsidio de desempleo hasta que te mueres).

    5) los parques están bien, pero es cierto que alguno está bien sucio (pienso en la Square de Meeûs que está cerca del Parlamento Europeo)

    6) los bruselenses (y por extensión los belgas) viven resignados y ni se quejan ni protestan ante nada.

    7) Como dice Villamediana, Bruselas vive en parte de las instituciones europeas, pero algunos belgas tienen una extraña relación de amor-odio con las instituciones. Están contentos de que la Comisión y el Parlamento estén aquí y del brillo que le dan a la ciudad, les encanta hablar idiomas con los extranjeros y presumir de europeidad, pero sufren por el agravio comparativo que les supone que los sueldos de los funcionarios europeos sean mucho más elevados que los suyos. Lo que no saben (o no cuentan) es que el país del que proviene proporcionalmente un mayor número de funcionarios en la Comisión Europea es Bélgica, que hay cientos de empresas locales que viven de los encargos que hacen las instituciones y que el personal de los servicios de base también es Belgo-belga (limpiadoras, ujieres, guardas de seguridad, catering). Tampoco dicen que todo europeo es asimilable a funcionario europeo, por lo que en algunos sectores y tiendas a los extranjeros se les cobrar más de una manera auténticamente descarada, cuando hay miles de europeos que viven en Bruselas y no trabajan en las instituciones y que cobran sueldos belgas similares o inferiores a los de sus timadores. También se quejan de que “los funcionarios europeos aumentan el coste de la vivienda”. Un propietario belga que saca su casa a la venta preferirá venderla al mejor postor, como haría cualquier otra persona, y si ese mejor postor es extranjero, poco le importará. Pero también hay que decir que los propietarios suelen ser belgas de toda la vida y que son ellos los que deciden vender las casas más caras y sacar tajada de los extranjeros que aquí viven (como tajada sacan también los notarios bruselenses que se llevan con la tramitación de la escritura un auténtico pastón).

    Paso a responder a alguno de los “contertulios”, y que me disculpen si no menciono al autor o autora de los comentarios:

    1.- Los salarios son más altos que en España: pues, en general, sí, pero que sepáis que Bélgica es el país de Europa con la mayor carga fiscal (por encima de los países escandinavos). Entre seguridad social y retención del impuesto de la renta, el Estado Belga se queda con el 50% de lo que ganas, y si te tiene que devolver algo lo hace tarde (un año después) y mal (tienes que ir a recoger el importe con una especie de giro postal a correos, y si no tienen dinero suficiente en la oficina pues vuelva usted mañana…).

    2.- Dice Sargenta Pimienta (…) no hay contenedores de basura. Bien, es algo curioso, pero todos sabemos que el hecho de tomar esta medida (que solamente ensucia la calle durante un día, el señalado, en el que todo está en sus bolsas reglamentarias) hace que produzcamos menos basura (…); pues no sé por donde pasas, porque hay bastante gente que saca la basura bastante más pronto de la hora a la que le toca, en días en los que no toca o en bolsas de basura distintas de las que vende el ayuntamiento, por lo que los basureros a veces las dejan donde se las han encontrado. Además, los camiones de la basura pasan a mitad del día en vez de en mitad de la noche, con el consiguiente caos circulatorio. Pero se me olvidaba que vienes “de aventura”.

    3.- Reconozco que hay muchas actividades culturales y muy buenas, lo cual es muy loable.

    4.- Habla también Sargenta Pimienta de la Gare du Midi: el otro día leía un artículo en un periódico inglés en el que el periodista decía que al pasar por esta estación viniendo de Londres uno tenía la impresión de que los belgas no querían que la gente volviera a venir a Bruselas. Entre otras cosas, a los de los ferrocarriles belgas no se les ha ocurrido poner una mampara ni un refugio entre la salida del Eurostar y la parada de taxis, así que cuando te bajas del tren, llueve y hace viento (fenomenal bastante habitual por estas tierras) te fastidias vivo si tienes que coger un taxi porque no tienes donde resguardarte. Por cierto, esa salida está siempre sucia y plagada de borrachos, y la atención en esa estación y en el resto de estaciones es un tanto deficiente. ¿Por qué no instalan 20 máquinas expendedoras de billetes de tren como hacen en Holanda?

    5.- RS: Si los políticos belgas se pusieran de acuerdo sobre la financiación de Bruselas (según el gobierno de Bruselas, para que les cuadren las cuentas les faltan 500 millones de euros al año) y los bruselenses se planteasen hacer las cosas bien (es decir, eliminar los 19 ayuntamientos de marras y que solo hubiera uno, o pasar todas las competencias a la Región de Bruselas), entre otras muchas cosas, el metro estaría más limpio porque podrían invertir más en infraestructuras y mantenimiento, así que la idea no es tan descabellada (aunque de momento el transporte público constituye el 25% del presupuesto de esta ciudad).

    Bueno, creo que he dicho todo lo que quería decir. En esencia, de acuerdo con la autora del blog y felicidades por haberte ido de aquí. A mí me queda aún un rato. Un saludo de un contertulio.

    • Hola, hace 15 dias estube en Belgica, en kortijk y el sitio era deprimente, parecia que vivia en “sepia”todo era de esos colores, el alumbrado publico era pobre lo que hacia ver aun mas trizte el lugar, la estacion d buses parecia que se habia quedado estancada en los años 70, no existia el color todo era gris y oscuro.
      Me quede atonita cuando en cualquier sitio te cobraban el baño (bares, centro comerciales, locutorios etc…)La ciudad estad bastante descuidada.
      Tube la oportunidad de ir a brucelas la verdad es que conoci muy poco, pero lo suficiente para deducir el estado general de la capital, mi primera imprecion fue de una ciudad desordenada, sucia muy sucia con bolsas de basura en las aceras veredas rotas , chicles pegados que se veia que llevaban años alli, las fachadas de muchas casas deterioradas y suciedad y mas suciedad, no comprendo como un pais rico como belgica haya tanto descuido, la verdad es que no me lleve buena impresion y si a esto se le suma el espirtu apagado de sus habitantaes(belgas)que nisiquiera se preocupan por vestir bien, van con una cara acorde con su pais, el sitio es un sitio verdaderamente deprimente, por algo la llaman “el pais mas aburrido del mundo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s